fbpx

Adios, querido Kelly

Despedimos a un gigante de la animación

El pasado viernes 26 de junio el cineasta Kelly Asbury ha fallecido en su domicilio de Encino (California) con 60 años después de una larga temporada luchando contra el cáncer. Reconocido por ser director de “Shrek 2” y “Gnomeo y Juliet”, además de formar parte del equipo de animación de conocidas producciones como El extraño mundo de JackFrozenLa bella y la bestia o Toy Story,

La exitosa carrera de Asbury comenzó en 1983, en Disney, tras terminar sus estudios en el Instituto de Artes de California. Formó parte de éxitos clásicos como “La Bella y la Bestia” y participó en los guiones gráficos de películas como La sirenita, Bernardo y Bianca o El caldero mágico, entre otras. Aunque dedicó gran parte de su tiempo a la gran pantalla, también mostró su talento publicando varios libros infantiles.

Años más tarde, en 1995, se trasladó a Dreamworks, donde hizo su debut como director con “Spirit” el año 2002, dos años más tarde dirigiría la ya nombrada secuela de Shrek, producción que se transformó en un clásico de la animación.  También escribió el guión de “Gnomeo y Julieta”. Ya en 2019 dirigió “UglyDolls” y, en un posterior retorno a Disney, participó en exitosas historias como “Ralph el demoledor” y “Frozen”.

Tanto Dreamworks como Sony Pictures, rindieron un pequeño homenaje al director a través de sus redes sociales:

“Los cineastas, artistas, narradores y toda la familia de animación  DreamWorks, lloran el fallecimiento de nuestro querido amigo y colega Kelly Asbury. Su legado y talento perdura a través de su trabajo”

“Kelly Asbury fue extremadamente generoso, increiblemente honesto, malvado, sincero, hilarante, duro como las uñas, dulce como un pastel, verdaderamente talentoso, humilde y valiente. Y fue divertido. Un mentor y amigo para muchos. Te amamos Kelly”